Tel. (0181) 1234-3991

Los auténticos líderes no ordenan, inspiran. Y para eso hace falta carisma.

Es un hecho ampliamente estudiado: los líderes más carismáticos ocupan mejores posiciones, tienen sueldos más altos y empleados más contentos.

Se ha comprobado que los resultados económicos de una empresa pueden estar relacionados con el carisma de su líder.

En este artículo te mostramos 5 claves prácticas que te ayudarán a ser un líder más carismático en tu entorno profesional:

1. Muestra tus vulnerabilidades

En julio de 1992, con la campaña por la presidencia de los Estados Unidos en pleno apogeo, el candidato Bill Clinton presentaba una intención de voto del 33% en las encuestas.

Tan solo un mes después, ese porcentaje había subido hasta el 77%. ¿Cómo consiguió aumentar tanto su popularidad en cuestión de días?

La respuesta es que, a diferencia de lo que se consideraba correcto por parte de un candidato a la Casa Blanca, Clinton mostró sus debilidades.

Durante varias apariciones en televisión, expuso a los telespectadores su traumática infancia. Desde lo que supuso el fallecimiento de su padre días antes de que él naciera, hasta el calvario de tener un padrastro alcohólico.

Para que la gente conecte contigo, es imprescindible que te ganes su confianza. Y eso no se consigue mostrándose frío y distante, sino compartiendo con ellos algunas de tus inseguridades.

2. Contesta rápido y con seguridad

¿Qué crees que resulta más carismático? ¿Contestar rápido a una pregunta o contestar bien?

Esto es lo que quisieron comprobar los investigadores de un estudio, haciendo que unos participantes observaran a varios alumnos de universidad responder una serie de preguntas sobre cultura general.

Lo lógico sería creer que fueron valorados como más carismáticos aquellos que, aun tomándose su tiempo, respondieron correctamente, ¿verdad? Pues fue justo lo contrario. Los participantes valoraron como más carismáticos aquellos alumnos que respondieron más rápido.

La conclusión es que resulta más convincente contestar rápido y con vehemencia, que hacerlo con la respuesta correcta.

Aunque lo ideal es combinar ambas, los líderes carismáticos contestan con aplomo cuando les preguntan. Y si es necesario, lo corrigen más tarde.

3. Interésate por tus compañeros

Existe la creencia de que las personas más carismáticas son aquellas que más hablan, pero, nuevamente, la ciencia demuestra que no es así.

El carisma no se construye hablando más, sino escuchando mejor. En un estudio se comprobó que, si haces sentir bien a alguien, asociará esa sensación contigo y te valorará más.

Si quieres ser carismático, en lugar de intentar parecer interesante debes interesarte por los demás, logrando que hablen de aquello que les genera emociones positivas, como sus aficiones o éxitos.

En las conversaciones, haz que tu interlocutor se sienta importante y escuchado, y dejarás una gran impresión en él.

4. Repite el nombre de la gente que te rodea

Si te fijas, te darás cuenta de que la mayoría de personas carismáticas que conoces suelen repetir con frecuencia el nombre de aquellas personas con las que están hablando.

En una investigación realizada mediante resonancia magnética se comprobó que, cuando alguien escucha su propio nombre, se activa el área del placer en su cerebro.

Cuando pronuncias el nombre de alguien, inconscientemente le estarás provocando una sensación agradable que aumentará su empatía por ti. Hazlo durante tus conversaciones sin que parezca forzado, y la gente empezará a verte como alguien más cercano y carismático.

5. No ahorres en cumplidos honestos

No debes caer en la adulación, pero debes ser consciente de que valoramos más aquellas personas que sabemos que nos valoran.

El responsable de este fenómeno es la reciprocidad. Con el tiempo, tendemos a sentir por alguien lo mismo que esa persona siente por nosotros, por eso los líderes carismáticos no dudan en mostrar su aprecio por los demás, halagándolos por sus logros o virtudes cuando es necesario.

Fuente: Entrepeneur