elearning, David Kolb, James Zull, aprendizaje experiencial, experiencia concreta, observación reflexiva, conceptualización abstracta, experimentación activa, capacitación empresarial, recursos humanos, cursos en línea, aprendizaje electrónico, MOOC, cerebro, educación, universidades, aprendizaje tradicional, artículos académicos, ¿Cómo funciona el E-learning en nuestro cerebro? | Mentor e-Learning
Tel. (0181) 1234-3991

Existe una razón por la cual el 77% de las compañías estadounidenses ofrecen capacitación corporativa en línea para mejorar las habilidades laborales y el desarrollo profesional de sus empleados. Es porque funciona muy bien.

El secreto, según los analistas de la industria, es que el e-learning se mezcla naturalmente con la forma en que nuestros cerebros están conectados para aprender.

Ha habido una gran cantidad de teorías sobre cómo absorbemos e incorporamos el aprendizaje, pero ninguna ha tenido el impacto del modelo del ciclo de aprendizaje de David Kolb

En su libro de 1984 titulado “Aprendizaje experiencial: la experiencia como fuente de aprendizaje y desarrollo”, Kolb explica las cuatro condiciones que deben estar presentes para que nuestros cerebros participen en el proceso de aprendizaje.

Son: experiencia concreta, observación reflexiva, conceptualización abstracta y experimentación activa. Las cuatro etapas del ciclo de aprendizaje quedan atrapadas por la presentación de programas de aprendizaje en línea.

Experiencia concreta

Experiencia concreta significa cuando al usuario se le asigna una tarea o teoría para aprender. Kolb señaló que no aprendemos simplemente mirando, leyendo o incluso escuchando. En cambio, si aprendemos haciendo.

El acto de involucrarse en e-learning significa que el usuario debe tomar un rol más comprometido en el proceso de aprendizaje que si estuviera sentado escuchando una conferencia. Esto desencadena esta primera condición. El acto de descargar la lección y colocarla en la pantalla de su computadora, iniciar sesión y prepararse para aprender enciende el cerebro.

Observación reflexiva

La observación reflexiva es cuando nos tomamos el tiempo de hacer una lección y damos un paso atrás para revisar lo que hemos hecho.

El aprendizaje electrónico promueve el aprendizaje a su propio ritmo, donde los empleados se sienten más inclinados a volver atrás y revisar pasajes o conceptos difíciles para asegurarse de que entienden, en lugar de seguir adelante.

En una capacitación convencional, sin embargo, no están dispuestos a pedirle al instructor que repita una instrucción o conocimiento por temor a parecer que no pueden mantenerse al ritmo de sus compañeros.

Conceptualización abstracta

La conceptualización abstracta es cuando intentamos dar sentido a lo que estamos aprendiendo. Implica interpretar eventos y las diferencias entre lo que están haciendo y lo que saben.

Cuando el e-learning se adapta a situaciones de trabajo específicas, como lo es en la mayoría de las configuraciones corporativas, el usuario puede interpretar los eventos más rápidamente en los contextos del nuevo conocimiento que está adquiriendo.

Experimentación activa

Finalmente, la experimentación activa se refiere a poner en práctica lo que estamos aprendiendo. Cuanto más rápido podamos usar lo que aprendamos, más lo retendremos.

Los E-learners están más inclinados a tomar cada lección y buscar formas de aplicar sus nuevos conocimientos de inmediato. Debido a que el ritmo de aprendizaje es más individualizado, pueden aprender, implementar y luego repetir en un ciclo continuo de mejora.

Por su parte, el Dr. James Zull recogió esta teoría y sus aplicaciones al e-learning en su libro, “El arte de cambiar el cerebro”.

Sugirió que, debido a que ahora tenemos una mejor comprensión de cómo se produce el ciclo de aprendizaje, podemos incorporarlo a nuestros programas de aprendizaje electrónico y crear un enfoque de aprendizaje más flexible y por supuesto que sea muy efectivo.

El e-learning es una forma en que los alumnos aprendan de forma natural a través de sus procesos instintivos.

Crean conocimiento activamente en lugar de absorber contenido pasivamente, lo que les permite aprender más y retenerlo por más tiempo.

La esencia de las teorías modernas de aprendizaje que forman la base del trabajo de Kolb y Zull sugiere que el aprendizaje es un proceso y el objetivo de los departamentos de recursos humanos debe ser alentar ese proceso y medir la participación en lugar de los resultados.

También creen que el aprendizaje debe verse como un proceso continuo, no solo como un seminario ocasional de un día.

El aprendizaje tradicional en el aula se centra más en el aprendizaje del alumno por parte del profesor.

Sin embargo, en el e-learning, como señalan los investigadores, es más un punto del aprendizaje del estudiante a través del proceso de asimilación del conocimiento y luego de probarlo en contra de sus experiencias de la vida real.

En el proceso de transformar y usar su conocimiento, lo retienen y crean nuevos conocimientos.

Fuente: UBITS