Tel. (0181) 1234-3991

El uso del e-learning es una excelente manera de capacitar al personal de una empresa, por ello su diseño debe ser óptimo para alcanzar los mejores resultados.

La capacitación mediante el aprendizaje electrónico está en aumento. Se estima que para el 2018, el 80% de las empresas a nivel mundial capacitarán a su fuerza de trabajo mediante el uso de este recurso.

Eso se debe a que ofrecen una alternativa de estudio y capacitación adaptable a las necesidades del mundo globalizado donde el conocimiento no conoce fronteras.

Esto también se refleja en el ámbito académico ya que, de acuerdo con una investigación hecha por la Universidad de California en Berkeley, 3 de cada 4 universidades del mundo utilizan plataformas de e-learning en sus campus de estudio y uno de cada dos estudiantes universitarios está inscrito en un curso en línea.

Con todo esto en mente, se espera que los cursos y las plataformas estén a la altura de las necesidades de las empresas e instituciones educativas. A continuación te presentamos algunos aspectos a considerar para diseñar una plataforma de e-learning de calidad.

Visualmente Atractiva

Una plataforma de e-learning debe centrarse en el aprendizaje y no en el uso de ésta, para lograrlo, debe tener un diseño visual limpio y atractivo. Su uso debe ser fácil, intuitivo y accesible.

Considerar el camino del aprendizaje

Todas las soluciones de aprendizaje parten de la misma premisa: donde te encuentras y a dónde quieres llegar.

En cuestión de capacitación este es uno de los fundamentos básicos para crear una herramienta integral que incluya el camino ideal para los participantes inscritos en el curso. Los temas deben tener una secuencia lógica y planeada para garantizar el aprendizaje.

Ser didáctica

El material debe ser completamente didáctico y orientado a una solución tecnológica, no se puede estancar en querer llevar el aula o centro de capacitación a la plataforma en su totalidad.

Se debe pensar en las ventajas que ofrece la tecnología y que puede aprovechar como la manipulación del tiempo (poder pausar, adelantar o regresar en el curso), información concreta, atractiva y relevante, contenido visual y dividido en capsulas; así como materiales de apoyo que refuercen el conocimiento.

Incentivar a los usuarios

El uso de la gamificación se refiere a incluir elementos didácticos o de juego en la tecnología para propiciar su uso.

Esto no quiere decir que dentro de la plataforma se tenga que recrear un videojuego, sino que se debe incentivar a las personas mediante elementos que muestren su progreso en el curso y lo reten a continuar avanzando en el mismo.

Elementos sociales

Las plataformas de e-learning deben propiciar la interacción humana mediante la implementación de foros de discusión y colaboración.

Con esto se rompe el mito de que esta modalidad de aprendizaje no fomenta la participación activa o el tratar con compañeros y expertos en la materia.

Uso en móviles

Las plataformas de aprendizaje deben propiciar que los usuarios creen su propio ecosistema de aprendizaje, es decir, el poder estudiar donde se prefiera.

La movilidad, con el uso de diferentes dispositivos, es una de las mayores tendencias de la actualidad, de tal forma, la capacitación y la educación no pueden quedarse atrás.

Una plataforma de e-learning que se adapte a dispositivos móviles es una plataforma que se adapta a los usuarios y a sus hábitos de aprendizaje.

El éxito de una plataforma e-learning lo determina el usuario: la recurrencia de uso y la satisfacción; la cantidad de contenidos consumidos y su permanencia en la plataforma; la experiencia de uso y el aprendizaje significativo.

Fuente: AltoNivel