Tel. (0181) 1234-3991

Una de las técnicas para poder entrenar la creatividad es la sinéctica. Esta fue ideada por William Gordon y consiste en generar analogías mediante distintas técnicas.

Estas analogías pueden ser directas, personales, contrarias, simbólicas o fantásticas. Se utilizan para evitar caer en las mismas soluciones comunes mediante la unión de elementos aparentemente sin relación o que no parecen relevantes para la solución de la interrogante.

Lo esencial en la sinéctica es hacer conocido lo extraño y hacer extraño lo conocido. Esta técnica proporciona mecanismos que permiten la transformación de lo extraño y lo conocido para alejarnos un poco de lo que no es usual y de este modo desarrollar nuestro pensamiento creativo y proporcionarnos nuevas soluciones que de otro modo habríamos pasado por alto.

Haz clic en las secciones para ver el contenido.

ANALOGÍA DIRECTA

Con ella se busca establecer comparaciones entre cualquier tipo de hechos, conocimientos u objetos que se asemejen de algún modo. Se trata de sacar el objeto de su entorno para poder analizarlo libremente, sin las restricciones que pone el contexto.

ANALOGÍA PERSONAL

Con este mecanismo se pretende que cada persona se identifique personalmente con un problema y empatice con él. La forma más simple de poner en práctica esta analogía de mediante la pregunta: ¿Qué haría yo si fuera…?. Este planteamiento hace posible realizar una mirada interior desde el punto de vista sentimental más que del racional.

ANALOGÍA CONTRARIA

Por el contrario, esta analogía propone alejarse completamente del problema buscando conceptos contrarios al mismo. Se realiza determinando las palabras que mejor lo describan para buscar a continuación las contrarias. Esto sirve para dar perspectiva y delimitar el tema.

ANALOGÍA SIMBÓLICA

Consiste en elaborar enunciados para el problema o reto que tenemos. Éstos deben ser muy escuetos, como un encabezado, pero de forma poética. El procedimiento consiste en seleccionar una palabra clave, buscar su esencia y experimentar con los significados descubiertos para finalmente lograr ese titular buscado.

ANALOGÍA FANTÁSTICA

Con esta técnica se aísla el pensamiento lógico y racional otorgando mayor libertad a la fantasía. Partiendo de un problema o reto en concreto, se da libre expresión a pensamientos, que pueden estar desarticulados y alejados del sentido común. Con esto se llega a soluciones más imaginativas que, una vez procesadas y bien articuladas, conducen a opciones realizables.

Estas cinco analogías nos permiten romper con lo habitual y con la manera tradicional de pensar para dar la oportunidad de pensar en grande, así como encontrar nuevos caminos. Se pueden poner en práctica de manera individual, tanto en procesos estrictamente creativos como la pintura o escritura, así como en nuestras actividades laborales para innovar con soluciones más creativas. También se pueden practicar en grupos de trabajo, con la ayuda de un moderador capaz de inspirar, guiar el proceso y gestionar el cansancio o la frustración de los participantes.

Fuente: ined21