Tel. (0181) 1234-3991

Se espera que a lo largo del año baje el ritmo de venta de estos dispositivos.

El incremento en el tamaño de las pantallas en los teléfonos inteligentes los han convertido, desde el año pasado, en un sustituto ideal de las tablets.

De acuerdo con el director de análisis de tecnología de la Asociación de Tecnología de Consumo, Steve Koening, los teléfonos móviles serán la razón por la cual la industria de las tablets disminuya en un futuro próximo. Se estima que en el 2016, el mercado global de estos dispositivos baje en un 8%.

Contrario al mercado de las tablets, los teléfonos inteligentes crecieron un 4% durante el 2015 y se espera que se mantenga este crecimiento. A pesar de que las tablets bajaron su precio cerca de un 9% en los últimos 2 años, esta medida no ha sido suficiente para mantenerse a flote en el rubro de la innovación, en la cual los móviles cuentan con una mejor resolución de pantalla, variedad de precios y actualizaciones más frecuentes en sus sistemas operativos.

A pesar de este panorama no tan favorable para las tablets, en conjunto con los smartphones y las laptops sumaron un 58% del gasto de tecnología en el mundo durante el año pasado, lo que representa un total de 551,000 millones de dólares en valor de mercado. Cabe mencionar que durante el mismo período, los wearables (dispositivos que se utilizan como extensión del cuerpo) han ganado terreno en el mercado tecnológico con un crecimiento de 22%.

Koening advierte que aunque el mercado de la tecnología se mantiene al frente de los gastos personales del mundo, el entorno económico mundial  impactara directamente en la adopción de nuevas tecnologías en los diversos mercados, tanto los que ya están establecidos como los que aún se encuentran en desarrollo.

En e-learning el tamaño de las pantallas de las tabletas ha permitido implementar diseños instruccionales muy similares a los que se definen para PCs o laptops, es decir, con la incorporación de varios recursos multimedia en la misma filmina de curso. Lo anterior no resulta práctico ni usable en celulares, donde las buenas prácticas en e-learning recomiendan diseños con menos recursos multimedia por filmina para que puedan ser manejados cómodamente por el usuario, traduciéndose en cursos más extensos en cantidad filminas pero igual de funcionales y efectivos.

Fuente: CNN Español