Tel. (0181) 1234-3991

La capacitación permanente tiene muchos beneficios tangibles relacionados tanto con la satisfacción del empleado, como con la productividad, resolución de problemas y su lealtad a la empresa.

Invertir en la capacitación continua de tus empleados tiene los siguientes beneficios

Mejora de las habilidades de los empleados

Incluso si una persona labora siempre dentro de un mismo puesto de trabajo, las habilidades que eran más que adecuadas hace diez años pueden ser terriblemente deficientes en la actualidad.

Los empleados que no desarrollan y enriquecen constantemente sus habilidades pueden quedar atrás fácilmente. Lo mismo aplica para las compañías que los emplean.

El entrenamiento permanente le permitirá realizar una transición sin problemas a las nuevas tecnologías y se adaptará con mayor facilidad a las cambiantes condiciones del mercado.

Avance de la carrera

No es suficiente actualizar a sus empleados sobre las tendencias actuales que afectan su posición actual. También es importante prepararlos para roles más responsables, más arriba en su jerarquía corporativa.

El entrenamiento permanente lo ayudará a guiar a los empleados desde puestos de nivel inicial, hasta una alta gerencia.

Retención de empleados

La retención de empleados se correlaciona positivamente con las oportunidades de promoción profesional. No puede esperar que los empleados sean leales a su empresa si sienten que su esfuerzo no está siendo reconocido.

Un programa de capacitación permanente, especialmente uno que es parte de un camino comprensible de avance profesional, envía a los empleados la señal de que su empresa no los ve como engranajes reemplazables, y está preparado para invertir en su desarrollo profesional.

De hecho, al invertir en un plan de formación continua, no solo retendrá empleados, sino que atraerá al tipo correcto de nuevos talentos, personas que valoran las empresas que se mantienen a la vanguardia.

Nutrir a los líderes

Más allá de ofrecer oportunidades de avance profesional a sus empleados habituales, también necesita nutrir a sus futuros líderes, personas que puedan inspirar e involucrar a sus equipos, y que un día podrían ser sus nuevos ejecutivos de alto nivel.

La capacitación en habilidades de liderazgo (como parte de un currículum de capacitación permanente) lo ayudará a identificar a los posibles líderes y hacer un seguimiento de su progreso incluso antes de que tengan la oportunidad de liderar a alguien.

Compromiso de los empleados

Permitir que los empleados aprendan nuevas habilidades para que hagan frente a nuevas responsabilidades como parte de un programa de formación continua, ayuda a cultivar un sentido de propósito compartido entre sus empleados, especialmente a medida que puedan ver diferentes aspectos y etapas del ciclo de trabajo de la empresa.

Tal exposición ayuda a mantener frescas las mentes de los empleados, y les da la oportunidad de probar otros roles que consideren que se ajustan mejor a ellos. Esta es una forma económica y efectiva de mantener feliz al personal, aumentando la participación de los empleados.

Conclusión

 

En las condiciones comerciales actuales, la adopción de un programa de aprendizaje permanente es crucial, no solo como una herramienta para el desarrollo de los empleados, sino aún más como una apuesta estratégica para el futuro y el éxito general de su negocio.

Inviertir en la capacitación de los empleados aumenta directamente la productividad y el compromiso de tu personal.