Tel. (0181) 1234-3991

Desde hace tiempo, la gamificación es un herramienta invaluable en la realización de un curso de elearning efectivo.

Los mecanismos de juego como la competencia, la retroalimentación inmediata y reconocimientos; hacen que los participantes se involucren más en el proceso de capacitación.

Si bien el término gamificación es muy conocido, no todas las personas estan familiarizada con la idea de que existen 2 tipos de gamificación, las cuales tienen diferentes caracteristicas, pero que ofrecen las mismas ventajas para el aprendizaje.

Gamificación Estructural

La Gamificación Estructural aplica los elementos de juego sin hacer cambios o alteraciones al contenido principal del curso.

El enfoque de este tipo de gamificación es motivar al participante a avanzar en el contenido mediante recompensas como medallas o trofeos.

Estos son algunos de los recursos que regularmente se utilizan en la Gamificación Estructural:

  • Puntos: Los participantes ganan puntos para hacer tareas específicas, como ver un video o completar una tarea.
  • Medallas: Se otorgan cuando las personas alcanzan ciertas metas dentro del entrenamiento.
  • Reconocimientos: De manera similar a las medallas, los reconocimientos se ganan completando tareas y objetivos asignados.
  • Niveles: Los juegos tradicionales usan los niveles para dosificar el contenido a medida que los usuarios avanzan. El uso de niveles es uno de los recursos más poderosos para motivar a las personas.
  • Tablas de ranking: Se utiliza para motivar la competencia entre los participantes mediante una tabla donde aparece el total de puntos, medallas, logros, etc; que se obtuvieron durante la capacitación.
  • Elementos sociales: Al comentar sus logros o dificultades a lo largo del curso, se estimula la comunicación y cooperación de los participantes, lo cual es un factor clave en su desarrollo personal  que se pueden reforzar mediante los programas de entrenamiento.

Es importante recordar que el uso de la Gamificación Estructural añade factores externos para hacer el contenido más lúdico, pero no lo cambia radicalmente.

Gamificación del Contenido

En el caso de la gamificación del contenido, este se modifica para hacerlo más entretenido, añadiendole juegos y actividades.

Se enfoca en involucrar al usuario de una mayor forma mediante elementos interactivos.

Un ejemplo de la Gamificación del Contenido es empezar un curso con un reto que atrape la atención de los participantes, en lugar de comenzar desde un principio con una lista de los objetivos de aprendizaje.

Otro buen ejemplo es el añadir historias interactivas como parte del contenido.

Ya sea que una capacitación utilice la Gamificación Estructural o la Gamificación del Contenido, ambas tienen un gran potencial para incrementar el interés y la participación de las personas en un curso de capacitación, lo que ayuda a que desarrollen sus actividades laborales con los estándares de calidad que se les exige hoy en día.

Las empresas capacitan a sus empleados para que sean miembros valiosos de su organización y el uso de la gamificación dentro del elearning, ya sea de contenido o estructural, cumple con ese objetivo.

Fuente: Designing Digitally